En el siglo XIX hubo un empresario estadounidense llamado Robert Gair que tenía una fábrica de bolsas de papel, la cual tenía una aceptable producción y que utilizaba lo último en maquinaria.

Fue uno de los operarios de la fábrica de Gair, que por un error técnico, le dio la idea al empresario de una nueva forma de empaque de cartón plegable, la historia fue la siguiente:


Fue en el año de 1879, cuando se realizaba una producción de 20 mil bolsas para semillas, que un operador de una máquina dobladora, por accidente, dejó en otra posición una regla de metal que era utilizada para doblar las bolsas.

Con este cambio de posición, la máquina cortó las bolsas de manera intermitente, lo que le dio la idea al empresario Robert Gair, de que podría hacer el troquelado y hendido de cajas en una misma operación.

En el siglo XIX las cajas se creaban en dos piezas: base y tapa. Por ello, el proceso comenzaba en el hogar de mujeres trabajadoras y terminaba en la fábrica, lo que era bastante costoso.

Con el sistema de troquelado, dio lugar a la primera caja de cartón plegable, lo que generó que también se usara en la fabricación de cajas de cartón corrugado.

Fue hasta 1896 cuando la marca de galletas National Biscuit Company, ahora conocida como Nabisco, comenzó la fabricación de cajas plegables a nivel masivo, para guardar su producto y venderlo de manera cómoda a sus consumidores.

Ahora el empaque de una caja cartón plegable es lo más común, pero la idea surgió por un error técnico de un operador, que en vez de ser regañado por su jefe, fue felicitado.

Información tomada el 14 de junio del 2017, del blog Historia de Empaques, abril 24 2013. https://historiasdeempaques.wordpress.com/tag/cart...